Páginas

lunes, 2 de febrero de 2009

Otro turismo es posible

La semana pasada se celebró Fitur’09, un escaparate donde empresas acuden a hacer negocio e instituciones y gobiernos de todas clases compiten por vender su región como destino turístico. Y aprovechamos que los medios de comunicación de la Región se vuelcan en cubrir este evento para hacer llegar a la población murciana la postura de Izquierda Unida de la Región de Murcia y mía propia respecto a esta actividad.

El turismo es, fundamentalmente, una actividad económica, es un flujo de dinero de un lugar a otro, ese dinero viaja en los bolsillos de los turistas. Los turistas son el primer efecto secundario del Turismo, esto les puede sonar extraño, pero es así, los turistas son los que provocan si no se les sabe tratar adecuadamente los principales problemas, los más evidentes, que lo sociedad tiene como si fueran una consecuencia directa de la actividad turística.

La Organización Mundial de Turismo para las Naciones Unidas (OMT, en sus siglas en castellano), hace muchas recomendaciones relacionadas con esta actividad. Sólo hace falta que le echen un vistazo a su página web y ver en qué trabajan para que darse cuenta de que nos tenían engañados, nos hacían creer que la actividad turística se centraba en: folleto, viajes, playas y hoteles. Pues no, vean los programas en los que actualmente está trabajando la OMT: “Ayuda al desarrollo”, “Reducción de la pobreza”, “Desarrollo sostenible”, “Educación”, etc.

Pero en nuestra Región no parece que se hayan aplicado en el pasado, ni que se estén aplicando estas recomendaciones. Tenemos un costa edificada casi al completo, casi, porque la “crisis” está salvando Cabo Cope. Una masificación en verano, que no beneficia a nadie, ni a municipios receptores ni a los propios turistas.

Un “tras país”, (lo que no es costa), que sólo se desarrolla como complemento del “Sol & Playa”, no como destino turístico en sí mismo. Unas instituciones que viven de imprimir folletos, muchos folletos, pero que se quedan en eso, no ponen en práctica medidas efectivas para la industria turística.

Desde Izquierda Unida de la Región de Murcia apostamos por un turismo diferente, un turismo 2.0, que ponga en marcha medidas que beneficien a todos los ciudadanos y no sólo a los hosteleros de paseo marítimo, por un turismo distribuidor de riqueza, por un turismo sostenible, porque el turismo o es sostenible o no es turismo.

Si siguen dilapidándose nuestra Región para favorecer el actual tipo de turismo, nos encontraremos con la costa construida en su totalidad pero sin turistas, con un campo baldío, sin infraestructuras que beneficien a la población autóctona y no a los posibles turistas, que ya no vendrán.


Daniel Martínez Riquelme.
Diplomado en Turismo por la Universidad de Murcia.

Militante de Izquierda unida de la Región de Murcia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada